Newsroom

6 Cosas que un pastor NUNCA debe decir

Cesar Custodio | Jul 30th

6 Cosas que un pastor NUNCA debe decir
por Mark Dance

Cuando un pastor hace una afirmación necia, se puede asumir que la grabarán, la publicarán y luego la compartirán. «Un corazón necio publica necedad» (Proverbios 12:23 traducido de la versión CSB en inglés).

Además de hablar la verdad en amor, también tenemos que esforzarnos por no decir todo lo que viene a nuestras mentes; en especial los domingos y en los medios sociales. Esta corta lista solo es un pequeño ejemplo de las necedades que he dicho o escuchado.

“Prefiero agotarme que oxidarme”
Este vibrato cursi está en el Salón de la Vergüenza de los 80s. No solo demuestra falsa modestia, sino también un discipulado pobre. El plan de Dios para tu vida y tu ministerio es que no te agotes ni te oxides. Si tienes tu Sabbath con consistencia, no te sucederá ninguna de las dos.

“Nunca miro el reloj mientras predico”
Te aseguro que tú eres la única personas en tu iglesia, a parte del pastor de adoración, que no sabe qué hora es. Asegúrate de revisar tu reloj y tu bragueta antes de subir a predicar para que sepas lo que todos los demás saben.

“No voy a ir a las reuniones de diáconos porque no soy un diácono”
Me gustó mucho como sonaba cuando lo escuché por primera vez de un pastor. Perdió su brillo cuando escuché que terminó renunciando bajo presión. Dios envió a los diáconos para ayudar a los pastores de las iglesias del Nuevo Testamento, quienes estaban agobiados con las demandas del ministerio. Ellos son los mejores compañeros de ministerio que podrás tener si los tratas con amor y respeto.

“Si lo construimos, vendrán”
Con mayor probabilidad, los pastores piensan esto en vez de decirlo. Aunque la película, «Campo de sueños» salió en el 1989, esta frase pertenece al Salón de la Vergüenza de los 90s. Los edificios pueden ayudarles a nuestras iglesias en el crecimiento numérico o pueden dificultarlo, en el corto plazo; sin embargo, no son una estrategia efectiva de ministerio por sí mismos.

“He sobrepasado a mi iglesia”
Esto hiede a orgullo. Así como nos duele cuando los miembros justifican su partida con clichés nebulosos, debemos tener cuidado de no insinuar que nos hemos vuelto demasiado espirituales para ellos. Si crees que Dios te está moviendo a otro ministerio, deja tu iglesia con humildad y dignidad.

“No me puedes pagar para que vaya a la iglesia”
Nunca he escuchado a un pastor decir esto, pero era demasiada ironía para dejarla pasar.

Cada domingo predico con una medida de temor e inquietud porque se que siempre estoy a un comentario necio de distraer a alguien del evangelio.Me interesa escuchar otras cosas que un pastor NUNCA debe decir. Por favor, déjalas en la sección de comentarios.

Traducido de: https://www.lifeway.com/pastors/2017/10/04/6-things-pastor-never-say/