Newsroom

Reseña editorial: Cantemos – Keith & Kristyn Getty

Cesar Custodio | Oct 1st

Conocida es la idea dicha de que si deseas saber qué es lo que una iglesia cree, lo que sus miembros creen, y lo que su pastor cree, deberías escuchar lo que cantan. En Cantemos, los Getty nos ayudarán a ver cómo es que la alabanza produce vidas transformadas, vidas que serán de impacto no en su plano personal únicamente, sino que serán agentes de crecimiento para sus familias e iglesia.

En ocasiones una idea general inunda la mente de muchos creyentes, y es creer que el canto es solo para algunos, para un grupo elitista capaz de alcanzar notas imposibles para el promedio, sin embargo, los autores nos hacen un llamado urgente a incentivar el canto congregacional, reconociendo que hoy, es quizás este el aspecto que necesita con mayor preponderancia una reforma, ellos señalan que “No solamente debemos saber qué debemos cantar, sino también llegar a amar el canto como cristianos.

Muchos podríamos inmediatamente mirarnos los unos a los otros, pensar en nuestras experiencias personales, y preguntarnos incrédulos: ¿cómo hacer que mi vida, mi familia y mi iglesia cante? Los autores no nos dejan en oscuridad en cuanto a este tema, reconocen que este libro es un trabajo de años, y que las metas del mismo en sus inicios son las mismas hoy. Este recurso se enfocará en descubrir por qué cantamos, comprender cómo el canto impacta nuestro corazón, mente y vida, conocer métodos para cultivar la alabanza familiar en la vida cotidiana, y preparar la iglesia para que entonen cantos al Señor como expresión de unidad.

Los Getty dicen, “Dios nos creó para ser un pueblo que canta, y eso es lo que hacemos, cuando cantamos nos unimos a lo que hace el resto de la creación”, eso es tener un alto concepto del canto, y es precisamente el concepto que debe tener en la iglesia actual. El canto es parte del diseño de Dios para nosotros, el Creador nos ha hecho para que le cantemos a Él, para su gloria y honra, es por eso que este canto, el canto cristiano “empieza en el corazón, no en los labios”.

La iglesia debe cantar, y debe entender que “Cantar como una expresión externa de nuestra adoración no nos salva. Pero el canto nos guiará a quien sí lo puede hacer.” Los autores son claros en definir que la iglesia canta, y debe cantar, algo en lo profundo del corazón de la novia de Cristo inunda sus emociones y razonamientos, “El evangelio es una declaración de libertad eterna, una revelación que nos apremia a responder, y parte de nuestra respuesta es cantar”.

El problema de la iglesia de hoy no es que no haya canto, de hecho lo hay, y mucho. El problema radica en lo precario de ese canto, que se ve inundado de letras motivadoras, consoladoras, humanistas que no exaltan al verdadero Creador del canto, nuestro Dios. Cristo es el centro de la Biblia, por lo cual debe ser el centro de nuestro canto. Las alabanzas deben tener riqueza teológica que realmente transforme vidas al confrontarlas con su pecado, y presentarles al supremo salvador, porque “El evangelio es el sello lírico principal de la iglesia” señalan los Getty, por lo tanto “no debemos ser tímidos al respecto.

Cantemos es un llamado amoroso y confrontador a exaltar a nuestro Creador, a vivir y prepararnos como la novia de Cristo que le dará honra eternamente, reconociendo que Él es el único digno sobre toda la creación. No nos cabe duda que un recurso como este será de profunda bendición para cada creyente que lo lea, para las iglesias de las cuales forman parte, y para las familias en las cuales el evangelio es modelado.

Ya lo puedes adquirir en Lifeway https://goo.gl/iJqkjC, Amazon https://goo.gl/QKjkHR o visita nuestros distribuidores en Estados Unidos https://goo.gl/E5ABHm y América Latina https://goo.gl/pkNWi1