Newsroom

Reseña editorial: 7 amenazas que enfrenta toda iglesia – Juan Sánchez

Cesar Custodio | Nov 20th

Las palabras iniciales del autor hacen eco inmediato en nuestros corazones cuando hacemos un examen objetivo de nuestros tiempos, “Nunca ha existido un momento más peligroso para la Iglesia.”

Y es cierto, en un mundo donde la sociedad es quien define lo que es el amor, lo que es el matrimonio, lo que es o cuándo se es un ser humano, la iglesia se alza como un valuarte que nada contra la corriente, constantemente es objeto de ataques, burlas y ofensas, y está bien que así sea, Jesucristo lo ha dicho.

De manera interna, falsos maestros ilusionan a sus oyentes con interpretaciones creativas, emotivas, antropocéntricas, visiones, sueños, desviándolos del foco y mensaje verdaderamente importante, Cristo.

Esta realidad de hoy, es la misma que enfrentaba la Iglesia a la cual el apóstol Juan se dirige en Apocalipsis. Sobre esto, dice el autor, “Es otra Iglesia, que existió hace dos mil años y a varios miles de kilómetros de distancia; no obstante, algo de su experiencia nos recuerda bastante a la nuestra en la actualidad.”

El pastor Juan Sánchez nos va a señalar que los métodos satánicos frente a los cuales la iglesia se enfrenta son los mismos que se señalan en el último libro de la Biblia, quizás hoy lucen más sofisticados, quizás hoy se distribuyen más fácil por medio de plataformas virtuales, quizás las amenazas lucen modernas, sin embargo, en su núcleo son lo mismo. Por ello, debemos poder atención al llamado de Dios a las 7 iglesias.

El autor nos reconforta con el hecho de que Cristo, el Cordero glorioso que desata el rollo y a quien toda la creación adora, no nos ha dejado en incertidumbre y terror como iglesia, no, Él ha dejado a su novia una carta que no puede dejar de leer, esa carta es el libro de Apocalipsis. Una carta particular, diferente, muchas veces malinterpretada, pero que nos llama rotundamente a ser conscientes de los peligros a los que nos enfrentaremos, y con esa consciencia, a tomar nuestra función de ser firmes en lo que Dios ha dicho y ordenado, confiando en Su promesa de santificar y preservar a Su Iglesia.

“No se puede negar. No tiene sentido enterrar la cabeza en la arena. Todas las iglesias están en peligro, y eso incluye la tuya. De hecho, en realidad solo existen dos tipos de iglesias: aquellas que están sobriamente conscientes de los riesgos y se preparan para enfrentarlos, y aquellas que no se dan cuenta en lo absoluto.” Frente a esto, el autor continúa diciendo “El diablo está al acecho de ambas. La pregunta es: ¿qué vas a hacer al respecto?”

Frente a una realidad tan inquietante, el llamado que hace Sánchez es urgente, es por eso que un recurso como este es de profunda importancia para la iglesia de hoy y encuentra tierra fértil en la cual ser plantado, porque junto con la prueba, Dios ha dado la salida, es deber de la iglesia, por lo tanto, aferrarse al lugar donde eso está revelado, Su santa Palabra.